El lago asesino y escultor, os presento al lago Natron.

Buenas, lo de hoy es escalofriante. Hace ver hasta dónde llega la naturaleza, el poder que tiene. Espero que os guste, porque no tiene desperdicio.


Estamos hablando del lago Natron, en Tanzania, el cual tiene una curiosísima capacidad: mata a los animales y los convierte en estatuas de sal.

 Sí, habéis leído bien. Resulta que el extraño lago tiene una composición con anómala, en la que las cenizas, provenientes del cercano volcán Ol Doinyo Lenga, y la sal, son excesivas. El resultado de estos ingredientes es el que habéis leído arriba; los animales que se meten en el lago, mueren.

Además, la cosa no termina ahí, sino que la dicha composición química extrema hace que los cadáveres se calcifiquen, quedando petrificados.

Por lo visto, sólo los flamencos pueden sobrevivir al asesino lago, ya que con el pico filtran las sustancias incompatibles con la vida.

Las imágenes que vais a ver a continuación forman parte de una sesión fotográfica llevada a cabo por Nick Brandt, un fotógrafo inglés cuya fotografía se basa en la fauna africana.

Los animales no murieron en esas posiciones, pero el fotógrafo las colocó de esas maneras, dándole mucha fuerza a la sesión, al menos desde mi punto de vista. Espero que os guste:










Impresionante el trabajo de Nick Brandt. Envidia de la sana (o no tan sana) de semejante trabajo fotográfico. Y también impresionante, como dije al principio de la entrada, lo que es capaz de hacer la naturaleza. 


Espero que os haya gustado,



EduPE.

Entradas populares