Mini-Curiosidades, capítulo 4.

Volvemos hoy con la serie de minicuriosidades. La sección en la que publico tres o cuatro píldoras que, a golpe de vista, enseñan algo. Quizás no tengan entidad suficiente para llenar una entrada completa, pero poseen altas dosis de curiosidad, que las hacen perfectas para leer en un momento.




Si no has leído las anteriores, te recomiendo que empieces por el CAPÍTULO PILOTO.

La fascinante leyenda del Hombre Pez de Liérganes


Hace un año que no publico por aquí, pero mi amigo Pepe, un enamorado de su Cádiz, ha hecho llegar a mis oídos una historia de las que reclaman aquí su sitio. Una leyenda cántabra, relacionada también con la tacita de plata (que es como se apoda Cádiz, por si lees desde fuera de España), que me dispongo a explicar por aquí.



Tomad asiento, y bienvenidos de nuevo.

Las coincidencias entre El Diluvio Universal católico y el Mito sumerio del Diluvio.

Que diga que me gusta escribir posts sobre religión sobra a estas alturas. Me encantan las anécdotas históricas interesantes, y es una realidad que la creencia humana en seres superiores es un tema en el que abundan.



Hoy vamos a hacer una rápida comparativa entre dos religiones: la sumeria y la católica. Os animo a que la leáis, porque aviso de antemano que las siguientes líneas contienen altas dosis de curiosidad. Adelante.

La leyenda de la Cruzada de los Niños, la quinta cruzada para recuperar Jerusalén.

El post de hoy es de los religiosos medievales, de los oscuros y difícilmente contrastables. Exactamente ese tipo de historia que, para mí, tiene un encanto especial. Vamos a hablar de una serie de acontecimientos muy arraigados en el siglo XIII, conocidos como La Cruzada de los Niños.


Conforme vayáis leyendo, veréis cómo el boca a boca y el tiempo pueden crear una leyenda con un simple error al traducir una palabra. Allá vamos.

Mini-Curiosidades, capítulo 3.

Aquí está el nuevo post de mini-curiosidades. Espero que os gusten y te recomiendo que si no has leído los anteriores, empieces por el CAPÍTULO PILOTO.



¡Allá vamos!

El Batallón Sagrado de Tebas, ejército formado por 300 homosexuales.

El post de hoy cuenta un pasaje histórico sucedido tres siglos antes de Cristo. Cómo no, implica guerra, pero en este caso no voy a narrar una batalla impresionante, como pudiera ser el Sitio de Cartagena de 1741, sino que los que merecen mención son los combatientes de un concreto batallón griego.


Sigue leyendo si quieres conocer el Batallón Sagrado de Tebas, formado exclusivamente por ciento cincuenta parejas de homosexuales.

Incitatus, el caballo preferido del emperador Calígula.

Este post mezcla a un animal, a su estrafalario dueño y a la Antigua Roma. Con unos ingredientes así, ¿qué podría salir mal?


Calígula, emperador romano conocido por sus costumbres poco ortodoxas, es de quien vamos a hablar hoy. Y bueno, de su caballo preferido: Incitatus.

Blas de Lezo, el mediohombre español que masacró a los ingleses en 1741.

Un buen amigo historiador me comentó una vez que la Historia está llena de personajes fascinantes que no son tan reconocidos como deberían. Todos sabemos de Napoleón, Alejandro Magno y Leonardo da Vinci, pero sus vidas, aunque curiosas, son excesivamente conocidas.

Blas de Lezo
 El personaje que voy a presentaros hoy es alguien que, guardando las distancias con los magnánimos mencionados hace un momento, bien merece su reconocimiento por la hazaña que llevó a cabo contra los ingleses defendiendo Cartagena de Indias. ¡Al lío!

Mini-Curiosidades, capítulo 2.

Hoy dejo por aquí cuatro pequeñas anécdotas que no daban para post completo, así que quedan preciosas para un nuevo capítulo de Mini-Curiosidades, espero que aprendáis (o que os sorprendáis).


Si no has leído los anteriores capítulos de Mini-Curiosidades, puedes empezar por AQUÍ, e ir avanzando por los capítulos que hay hasta ahora. ¡Al lío!

La Mansión Winchester, la casa más inexplicable que existe.

Me encanta la historia de hoy. La verdad, no creo en las maldiciones ni en los fantasmas que vienen a tu casa a no dejarte dormir y a atormentarte, pero hay que admitir que lo que sufrió la señora Sarah Winchester da mucho que pensar.


Y aunque haya dicho que no me lo crea, hay gente por la que no me cambio, y ella es una.