Simo Häyhä, considerado el mejor francotirador de la Historia.

Hacía tiempo que no encontraba nada sobre lo que escribir por aquí, pero el otro día llegó a mis oídos la historia de Simo Häyhä, ni más ni menos que el hombre considerado el mejor francotirador de la historia.


¿Quieres conocerle? Adelante.

Yo no sé a ustedes, pero cuando se habla de récords y de guerras, a mi me viene a la cabeza la Segunda Guerra Mundial. No sé, será por ese nombre tan rimbombante que tiene... pero en este caso no es la protagonista.

Nuestro hombre nació en 1905 y murió en 2002. Finlandés, luchó contra la Unión Soviética en la Guerra de Invierno (Finlandia - URSS), de 1939 a 1940, y se le atribuyen ni más ni menos que 505 muertes. Imaginad a un solo soldado matando a más de 500. Es estremecedor sólo de pensarlo.

Por lo que cuentan, Simo Häyhä tenía bastante "trucos y manías" a la hora de luchar. Teniendo en cuenta que las temperaturas bajo las que luchaba se encontraban muy por debajo de los 0 grados (llegando en ocasiones a los -40 ºC), prefería no usar mira telescópica en su rifle para evitar que ésta se rompiera en plena batalla. Además, eso hacía que el sol no delatara su posición enviando reflejos del cristal a los enemigos.

También, antes de comenzar a disparar, apisonaba toda la nieve a su alrededor para evitar que con los disparos ésta salpicase, descubriéndolo.

Aunque parecen pequeños e insignificantes detalles, bien que marcaron la diferencia. Éstos, sumados a una muy buena puntería, hicieron que se ganara el mote de "La Muerte Blanca" entre las filas rusas.

Los soviéticos, por su parte, intentaron en muchas ocasiones darle caza, sin éxito.

Su fusil M28 Pystykorva, que usaba sin mira.

Para sumar a todo esto más mérito, también se le atribuyen 200 muertes más con ametralladora. Aunque parezca una cifra pequeña al lado de las 505 víctimas a manos del francotirador, no es para dejarla a parte. Por tanto, este hombre abatió en la Guerra de Invierno a más de 700 enemigos.



Hay que decir que esta cifra la alcanzó en pocos meses, ya que el 6 de marzo de 1940 fue herido por un disparo en la cara que lo dejó en coma. Un detalle curioso es que despertó del coma el día que Finlandia y la URSS firmaron la paz. Murió por muerte natural en 2002.

Poco más que añadir. Aunque Simo Häyhä no fue el mejor hombre del mundo, se podría decir que sí que fue el mejor francotirador.

Si te gustan las entradas sobre la guerra, no te pierdas ésta y ésta.

Un saludo,



EduPE.

Entradas populares