Las 7 Maravillas del Mundo Moderno.

Ya en su momento escribí una entrada sobre las 7 Maravillas del Mundo Antiguo, con el Coloso de Rodas, la Pirámide de Keops y los Jardines de Babilonia de protagonistas, entre otros.

 

Como no podía ser de otro modo, y un poco enfadado conmigo mismo por el tiempo que he tardado en cumplir mi palabra, publicada queda la prometida entrada de las 7 Maravillas del Mundo Moderno. Espero que las disfrutéis.


LAS SIETE MARAVILLAS DEL MUNDO MODERNO.

1. Chichén Itzá, en la península de Yucatán, México. 


La pirámide maya que vemos en la fotografía es el templo de Kukulkán, siendo Chichen Itzá el nombre que recibe el yacimiento arqueológico donde se encuentra.
La ciudad al completo fue fundada en el 525 d.C., y llegó a convertirse en el enclave más importante de esas tierras a nivel político, llegando a su máximo esplendor , época conocida como posclásica. Aunque el templo de Kukulkán está acompañado por otros templos, sus 24 metros de altura y sus cuatro lados con 365 escalones (uno por cada día del año), lo convierten en el edificio más  icónico de esta ciudad ahora convertida en Maravilla.
entre los años 900 y 1500


2. El Coliseo, en Roma, Italia. 


Construido en el siglo I, el Coliseo romano recibe ese nombre por el Coloso de Nerón, una estatua que se ubicaba cerca del mismo y que no ha llegado a nuestros días, pues antes era denominado Anfiteatro de Flavio.
Como un campo de fútbol actual, llegaba a albergar a 50.000 espectadores, siendo los estratos más importantes de la sociedad los que se sentaban más cerca de la arena, mientras que la importancia social de los espectadores disminuía conforme más arriba se acomodaban.
Construida en madre y relleno de arena, el campo de batalla era un óvalo de 75x44 metros y además poseía un complejo de túneles donde se ubicaban los pobres que se jugaban la vida dando espectáculo.
Entre las cosas que no quedan claras del Coliseo, es la posible celebración de Batallas Navales, o naumaquias, sobre las que puedes leer en esta entrada.


3. El Cristo Redentor, en Río de Janeiro, Brasil. 


La figura de Cristo con los brazos abiertos corona el cerro de Corcovado desde 1931, conformando una macroconstrucción de 30 metros, colocada sobre 8 metros de pedestal y a su vez situada a 710 metros de altura.
Vigila la ciudad de Río de Janeiro, y pesa 1000 toneladas de puro hormigón armado.
Uno de los logros más sonados es que nadie murió durante su construcción, que duró 5 años.

4. Gran Muralla China, en China. 


Esta mastondóntica construcción empezó a construirse en el siglo V a.C., y tuvo que reconstruirse en parte en el siglo XVI d.C. Se ideó para proteger la frontera de china de los sucesivos ataques de los mongoles y manchurios.
Aunque actualmente sólo se conserva el 30% de lo que fue, se calcula que se extendía a lo largo de 21.196 kilómetros, desde la frontera con Corea hasta el desierto del Gobi.
Mide entre 6 y 7 metros de alto y entre 4 y 5 de ancho.
Además, también poseía torres de vigilancia, para que su cometido fuera cumpido al cien por cien con ayuda de vigías.

5. Machu Picchu, en Cuzco, Perú. 


Un poblado inca construido en el siglo XV d.C. se erige entre las montañas de Machu Picchu y Huayna Picchu. Está situada a 2490 metros sobre el nivel del mar, y constituido por 172 poblaciones urbanas, lo que ocupa 530 metros de superficie construidos. Impresionante.




6. Ciudad de Petra, en Jordania. 


Fundada en el siglo VIII a.C., la ciudad de Jordania en digna de mención, pues parece novelesca. No se podría decir que es una ciudad construida en piedra, porque para ser exactos hay que indicar que está excavada en la misma.
Su acceso es difícil, y posee lo que se cree que son sistemas de suministro de agua, por lo que se sobreentiende gracias a estos factores, Petra era un ciudad bastante segura y próspera.
Viendo sus planos, uno es consciente de que los antiguos constructores ponían todo su empeño en lo que ahora nosotros seguimos disfrutando.


7. Taj Mahal, en Agra, India. 


El icónico conjunto de edificios construidos entre 1631 y 1654 es inconfundible gracias a la cúpula de mármol blanco que corona el mausoleo donde se encuentra la esposa preferida del emperador Shah Jahan. Construido en nombre de esta mujer, se estima que 20.000 obreros tuvieron que ponerse manos a la obra para levantar a este gigante.
Los materiales más usados fueron el mármol blanco (traído de 300 kilómetro de distancia tirados por animales), y la arenisca roja, y se calcula un coste de 50 millones de rupias, costando un gramo de oro 1,40 rupias.


Hasta aquí las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Espero que os hayan gustado, y que las comparéis con las del Mundo Antiguo. Por mi parte, me quedo con la Gran Muralla China, ¿y vosotros?

Un saludo, EduPE.